¿Qué son las flavonas?

Al igual que los flavanoles, las flavonas también forman parte de un importante subgrupo de flavonoides. Los flavones, como a menudo se les conoce, cumplen un rol destacado en dicho subgrupo de flavonoides.

Pero para entender de mejor manera qué son los flavones, primero es fundamental conocer qué es lo que hace tan especial a los flavonoides. Después de todo, son una parte esencial de los fitoquímicos que contiene el cáñamo.

¿Cuál es el rol de los flavonoides?

Siempre que vamos de compras al supermercado, lo primero que nos llama la atención es el pasillo de frutas y verduras. Esto se debe en gran parte, a que hay una gran variedad de colores que van desde las tonalidades rojizas, hasta los colores púrpuras. No muchos saben que la coloración de todas esas frutas y verduras se debe a un tipo de compuestos en específico: los flavonoides.

Como se indicaba al inicio, los flavonoides son fitonutrientes microscópicos que se encuentran en la cáscara y la capa externa de las frutas, verduras, y plantas. Lo interesante de esto es que cada color representa un flavonoide diferente. Además, contribuyen a atraer a los polinizadores, filtran la luz ultravioleta, e incluso protegen contra enfermedades.

La buena noticia es que todo parece indicar que las cualidades protectoras de los flavonoides, podrían trasladarse también a los humanos. Es decir, los científicos han descubierto que cuando incorporamos alimentos que contienen flavonoides a nuestra dieta, dichos compuestos nos aportan antioxidantes.

Hay que decir, sin embargo, que existen más de 6,000 flavonoides, entre los cuales se encuentran los flavones. Debido a esto es imposible decir con certeza cómo interactúan todos los flavonoides en nuestro organismo, y tampoco qué objetivo tienen.

A pesar de ello y debido al rol que los flavonoides podrían desempeñar para favorecer el bienestar general, esto sin mencionar su falta de toxicidad, en realidad no hay nada que perder, y sí mucho que ganar si se decide incorporarlos a la dieta.

flavonas

¿Qué son las flavonas?

Ahora que ya conocemos un poco más sobre los flavonoides, es momento de hablar acerca de las flavonas. Es importante destacar que una flavona es fundamental en el subgrupo de los flavonoides.

La principal diferencia de los flavones con respecto a otros subgrupos de flavonoides, tiene que ver con su estructura molecular. Y no solo eso, este tipo de flavonoides son muy abundantes en plantas con flores de color blanco o crema. Incluso cumplen un rol como pesticidas naturales, al mismo tiempo que contribuyen a regular las bacterias, así como los hongos en las raíces de las plantas.

Por supuesto, hay muchas fuentes de alimentos que contienen flavonas y que aportan diferentes beneficios a la salud.

¿En qué plantas se encuentran los flavones?

Primero es conveniente mencionar que las flavonas están clasificadas como incoloras. No obstante, tienen la capacidad de influir en el pigmento de las plantas, junto con otros compuestos químicos.

Además, y aunque existen varios tipos de flavones, los más habituales son:

  • O-glicósidos de apigenina. Los podemos encontrar en plantas y hierbas como la flor de manzanilla, las hojas de perejil, la achicoria, y la menta.
  • C-glicósidos de apigenina. En este caso están presentes en el té de rooibos, el zumo de mandarina, el zumo de bergamota, los granos de trigo, y los garbanzos.
  • Luteolina. Estas flavonas se encuentran en la espinada, la savia, la semilla de fenogreco, el kiwi, y el apio chino.
investigaciones flavonas

¿Qué dicen las investigaciones sobre las flavonas?

Las investigaciones sobre las flavonas han progresado mucho al punto que ha sido posible aislar varios flavones. A pesar de ello, la influencia de las flavonas sobre nuestro organismo sigue siendo desconocida. En la actualidad se analiza la biodisponibilidad, el metabolismo, y la absorción de las flavonas.

Los primeros resultados indican que los flavones tienen una afectación directa sobre el estrés oxidativo. Los estudios también han revelado que afectan el riesgo cardiovascular, así como la señalización proinflamatoria.

En un ensayo clínico aleatorio con flavonoides micronizados se han obtenido resultados positivos. La prueba consistió en que cincuenta pacientes fueron tratados con flavonoides para determinar el efecto que tienen dichos compuestos sobre el sangrado de las hemorroides internas.

La investigación concluyó que los pacientes que recibieron flavonoides experimentaron un rápido cese de sangrado. Incluso también presentaban un riesgo menor de recaída. Otro estudio realizado en 1999, demostró que el perejil parece influir en parte, sobre las enzimas y biomarcadores en el daño oxidativo.

En dicho estudio se utilizó el perejil, el cual se sabe es una fuente rica en apigenina, con el objetivo de analizar el efecto de esta flavona sobre el estrés oxidativo. Por otra parte, en un estudio en vitro sobre la señalización proinflamatorio, y el impacto de los flavones, se concluyó que dichos compuestos tienen la capacidad de inhibir la expresión del gen inflamatorio.

Se logró demostrar que tanto la luteolina, como la apigenina, fueron capaces de bloquear las vías de actividad, demostrando con ello una diversidad funcional, aunque se requiere de más investigación al respecto.

flavones

¿Debo consumir flavonas?

Los flavonoides son muy abundantes en diferentes tipos de alimentos y tés. Muchos científicos consideran que los efectos de dichos antioxidantes en el organismo son numerosos. Sin embargo, las investigaciones sobre los tipos específicos de flavonoides, incluyendo los flavones, son relativamente nuevas.

De hecho, muchos de estos estudios han sido declarados inconclusos, aunque otros parecen tener indicios prometedores de que las flavonas pueden ofrecer beneficios positivos para nuestra salud.

 

beneficios flavonas

Beneficios de las flavonas

En general hay que decir que los antioxidantes pueden ayudarnos a deshacernos de los radicales libres, los cuales a menudo se relacionan con el cáncer. Además, las flavonas tendrían la capacidad de impedir los niveles altos de estrógeno. Los flavones pueden conseguir este efecto gracias a que pueden frenar la producción de la aromatasa.

La aromatasa es una enzima fundamental en la biosíntesis de estrógenos. Debido a esto, muchos investigadores están convencidos de que las flavones posiblemente disminuyan el riesgo no solo de cáncer de mama, sino también de cáncer de próstata.

Además, no debemos olvidar que los niveles altos de estrógeno pueden provocar un incremento de peso. Incluso, incorporarlo en la dieta podría tener un efecto positivo en la reducción del índice de masa corporal.

Artículos relacionados

Planta dioica

El cannabis o cáñamo es una planta dioica, es decir que puede tener ambos sexos y por lo tanto se puede reproducir con facilidad. ¡Entra!

leer más

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete y recibe un 10% de descuento en tu compra. 

1
Tu compra
Abrir chat