GPR55: ¿Un tercer receptor cannabinoide?

La capacidad del receptor GPR55, que ahora se considera el tercer receptor cannabinoide identificado en el sistema endocannabinoide humano, fue ilustrada en un estudio científico del año 2018. Se descubrió que este receptor desempeña un papel fundamental en el tratamiento del síndrome de Dravet, un raro y grave tipo de epilepsia.

Según el resumen publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, un grupo de investigadores de la Universidad de Washington en Seattle, vio potencial para “extender el espectro de la terapia con CBD” a actividades similares al autismo. Con ello sería factible proporcionar información mecanicista inicial sobre las acciones terapéuticas del CBD.

Hay que decir que los receptores de cannabinoides son moléculas de proteínas complejas, las cuales interactúan con los compuestos activos del cannabis en el cuerpo humano, en lo que se conoce como sistema endocannabinoide.

Los científicos han estado hablando sobre los receptores CB1 y CB2 desde la década de 1990. Sin embargo, la investigación sobre el receptor GPR55 y el rol que parece desempeñar en el sistema endocannabinoide como otro receptor cannabinoide especial, se encuentra en sus etapas iniciales.

Los orígenes del tercer receptor cannabinoide GPR55

El receptor GPR55 se identificó por primera vez como un “receptor de cannabinoides novedoso” en 2007. Esto fue en un estudio realizado y publicado por el Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI). Anteriormente se lo consideraba como un “receptor huérfano”, lo que significa que no se había determinado su función exacta.

En los años posteriores, se ha acumulado evidencia de que el receptor GPR55 podría ser responsable de muchos de los beneficios documentados de quienes consumen el cannabis.

Por ejemplo, se descubrió que el receptor GPR55 desempeña un papel importante en el control de la actividad de los osteoclastos. Es decir, en la formación y curación ósea, lo cual fue revelado en un estudio de 2009 publicado en PNAS. El Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI), también publicó un informe en 2016 indicando que encontró un rol similar en el manejo de la inflamación.

No solo eso, una investigación de 2015 en Frontiers in Pharmacology, encontró que dos receptores huérfanos, así como el receptor GPR55, pueden ser dianas terapéuticas prometedoras. Esto gracias a que cumplirían diversas funciones fisiológicas, las cuales va desde brindar alivio a trastornos gastrointestinales, hasta trastornos óseos.

receptor cannabinoide GPR55

¿Qué dice la ciencia sobre el receptor cannabinoide GPR55?

Hoy se sabe que el receptor GPR55 se encuentra presente en el cerebro y el tracto gastrointestinal. Recibe este nombre porque es el número 55 de una secuencia de receptores acoplados a proteína G, que también incluye los receptores CB1 y CB2. La G significa guanina, que es una base de nucleótidos, y por lo tanto se le considera que es uno de los “bloques de construcción” del ADN.

Debido a la forma en que estos receptores cannabinoides interactúan con las células, la guanina está asociada con todos ellos.

Según Robert Sindelar, quien es director científico y director de desarrollo de productos de BAS Research, un productor autorizado de productos de cannabis, con sede en Berkeley, California, el receptor cannabinoide recibe la sustancia química y a continuación envía señales a las células como las neuronas.

De acuerdo con Sindelar, durante muchos años, la vía endocannabinoide ha sido una especie de caja con cerrojos, en gran parte debido a las restricciones de los estudios federales”. Por lo tanto, los científicos en realidad están comenzando a descubrir cómo estos receptores cannabinoides hacen lo que hacen.

Hasta ahora se sabe que el CBD tiene un efecto positivo en las personas que padecen convulsiones. Sin embargo, hasta ahora no se sabe a ciencia cierta qué causa que esto ocurra. Los científicos se están poniendo al día con lo que la experiencia convencional y los datos anecdóticos les han permitido saber sobre el receptor GPR55.

Su relación con el síndrome de Dravet

Sindelar pone de referencia el síndrome de Dravet, en el sentido de que se trata de una condición genética que antes se consideraba incurable. Sin embargo, muchos pacientes han descubierto que tomar CBD todos los días es su única fuente de alivio.

Los investigadores han descubierto el mecanismo o el modo de acción mediante el cual el CBD envía un mensaje a una parte del cerebro que informa a un niño con síndrome de Dravet, si debe o no tener una convulsión.

Dado que existe un creciente número de evidencia en torno al receptor GPR55, incluido un estudio de 2017 que descubrió la función de los receptores en el tratamiento del síndrome de Dravet, los investigadores están bajo más presión para continuar investigando el receptor GPR55. Lo anterior como un objetivo potencial para el tratamiento de la epilepsia, especialmente en términos de cómo interactúa con el CBD.

Y según Sindelar, dichas investigaciones tendrían otras implicaciones. Es decir, la investigación está revelando el misterio empírico que rodea a lo que la gente observa en la realidad o de forma anecdótica.

Esto puede proporcionar la prueba que se necesita para desprogramar estos productos químicos. En muchos sentidos, todo ello eventualmente conduciría a un cambio en la forma en que los gobiernos clasifican los cannabinoides. De darse este cambio, se permitiría estudiar más a fondo estos temas. Incluso las investigaciones sobre los cannabinoides serían elegibles para financiamiento federal.

eficacia cbd

El GPR55 podría ser la clave de la eficacia del CBD

El CBD ha aumentado en popularidad y aceptación en los últimos años como cannabinoide no psicoactivo. Además, se sabe que tiene una amplia variedad de aplicaciones medicinales.

Se han investigado sus propiedades antitumorales, anticonvulsivas y antiinflamatorias, con resultados prometedores. Debido a que el CBD no ha mostrado afinidad por los receptores CB1 y CB2, se cree que funciona a través de otras vías. Todo sugiere que el cannabinoide es atraído por los receptores vainilloides y el receptor 5-HT1A.

 

thc cbd neurogenesis

También se ha demostrado que otros cannabinoides se unen al receptor GPR55, pero en estos casos el CBD inhibe su función. Esto podría explicar algunos de sus beneficios medicinales.

Adicionalmente se cree que el GPR55 desempeña un rol importante en el cáncer, durante las primeras investigaciones in vitro. El potencial invasivo de las células metastásicas, así como el desarrollo de metástasis óseas en varios tipos de tumores están relacionados por la señalización de GPR55.

La señalización de GPR55 también se ha relacionado con la progresión del cáncer, particularmente cuando se trata de enfermedades linfoproliferativas.

Artículos relacionados

Fatiga crónica

¿Está siempre cansado? Lea sobre causas de la fatiga (como enfermedades y ciertos medicamentos) y aprenda sobre el síndrome de fatiga crónica

leer más

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete y recibe un 10% de descuento en tu compra. 

Suscríbete y recibe un
10%DE DESCUENTO

Suscríbete y recibe un

10%DE DESCUENTO

Sólo por suscribirte a la lista de correo, recibirás inmediatamente un código descuento de un 10% para tu próxima compra

¡Te ha suscrito correctamente! Utiliza tu código HIGEA10 para recibir el descuento

0
Tu compra