Métodos de extracción del CBD

Toda la información sobre los métodos de extracción del CBD.

A la hora de elegir un buen Aceite de Oliva Virgen la mayoría de los consumidores le dan muchísima importancia a cómo ha sido extraído. Pero ¿Te has preguntado alguna vez cómo es posible aislar el CBD del resto del cáñamo? ¿Conoces la importancia que tiene el método de extracción en la calidad de tu aceite de CBD? Conocerlo es igual de importante que saber cómo tomar el aceite CBD.

Cuando se trata de extraer un compuesto de una substancia o materia de forma industrial hay varios conceptos clave que debemos tener en cuenta sobre el subproducto que vamos a obtener: la pureza (calidad), el rendimiento del subproducto (cantidad o concentración), el sabor y sus propiedades de conservación. La eficiencia del método de extracción que utilicemos es crucial para garantizar que todos estos factores del subproducto sean óptimos además de conseguir que sea rentable su producción.

Uno de los compuestos que más importancia está cobrando en el mundo relacionado con el cannabis es el CBD o cannabidiol. Cuenta con varios beneficios, además de su gran potencial en la medicina. Por ejemplo, destaca su poder antiinflamatorio y neuroprotector.

Además de estos beneficios, no es tóxico. Hablamos de una molécula sencilla de consumir y destinada a un grupo amplio de consumidores. Cada vez hay más productos hechos a partir del mismo, por lo que la extracción del CBD se ha ido sofisticando. No obstante, también se pueden practicar métodos de extracción en casa si se cuenta con el equipo oportuno. De forma normal, el CBD se extrae de los tallos, flores y las hojas de cáñamo, pues contienen valores de THC muy bajos, siendo la única opción legal.

Los productos de CBD se dividen en dos grandes grupos: los aislados y los extractos de espectro completo. Los primeros ofrecen niveles más altos del compuesto, pero los extractos tienen otros beneficios unidos a los el CBD.

Mostrando todos los resultados 4

¿Mediante qué procesos es posible separar el CBD del cáñamo?

Existen diferentes métodos para aislar el cannabinoide CBD como subproducto de la planta del cannabis. Si queremos extraer CBD y evitar otros cannabinoides debemos partir de una planta cuyo contenido de CBD sea alto, ya que con cualquier método de extracción lo que haremos será separar el total de los cannabinoides que contenga la materia prima. Por lo tanto, si usamos una planta con alto contenido de THC y bajo contenido de Cannabidiol lo que obtendremos será un aceite de THC en vez de CBD, por lo que el subproducto podría no ser legal en muchos países. A continuación, vamos a analizar las 3 maneras más populares de aislar y concentrar el Cannabidiol:

Extracción de CBD con solvente líquido

En este método de extracción se emplea un solvente líquido, como puede ser el alcohol, para conseguir los cannabinoides y demás moléculas de las flores de cáñamo y el cannabis.

El alcohol es muy eficiente en disolver este tipo de moléculas.

Algunos tipos que se suelen usar son el alcohol etílico, el isopropílico y la nafta.

Durante siglos, el alcohol ha sido empleado para extraer algunos componentes químicos de las plantas. Cuando extrae las moléculas se evapora, por lo que es muy popular. Una de sus ventajas principales es que es uno de los métodos más económicos. Además, no precisa de un equipo especial para hacerlo.

En tu propia cocina, seguro que tienes lo necesario para poder hacerlo en casa, aunque el alcohol necesario es muy fuerte. Los elementos necesarios son una olla arrocera, un plato bien caliente, unos cuantos recipientes realizados con vidrio y cubiertos. En los procesos más sofisticados y refinados se usan, no obstante, destiladores, que no podrás usar de forma tan sencilla en casa.

Si hablamos de desventajas, la principal, como es lógico, es la seguridad. Estos solventes son muy inflamables, siendo causantes de varios explosiones en laboratorios y cocinas que han intentado poner en práctica este método. Lo recomendable es hervir el alcohol en el exterior.

Otra de sus desventajas es que, si no se realiza de la forma adecuada, el residuo de este solvente podría permanecer tras el proceso de evaporación. Este residuo no es recomendable consumirlo.

extraccion con solvente liquido

Extracción con solvente líquido orgánico

Esta forma de separar los compuestos es muy recurrente en la industria aceitera debido a su bajo coste. El subproducto objetivo, en nuestro caso los cannabinoides, quedan aislados ya que un solvente orgánico (propano, butano, hexano, etanol, etc…) disuelve las ceras de la planta llevándose por delante algunos de sus nutrientes mientras que los cannabinoides junto a la clorofila quedan atrapados en el disolvente que luego es evaporado para dejar atrás los cannabinoides concentrados en el aceite esencial.

Ventajas de la extracción con solvente líquido orgánico

Es un proceso económico y efectivo.

Consigue altas concentraciones de cannabinoides aislados.

Desventajas de la extracción con solvente líquido orgánico

Debe realizarse en un entorno seguro y profesional ya que los disolventes son inflamables y peligrosos.  Los disolventes no logran separar la clorofila por lo que el sabor del aceite es amargo. Pueden quedar trazas de disolvente que son tóxicas para el organismo. Se pierden otros nutrientes de la planta.

Extracción con aceite de oliva (u otros aceites de grado alimenticio)

La extracción con aceite de grado alimenticio es uno de los procesos más antiguos ya que es la forma más segura y rudimentaria de separar el CBD de la planta de cáñamo. Es tan simple como calentar la planta hasta que sus químicos se activen (descarboxilación) y mezclarla con aceite de oliva. La mezcla se vuelve a calentar y entonces se da lugar la extracción ya que los cannabinoides son liposolubles y se disuelven en el aceite de oliva. Por lo tanto, el CBD quedará atrapado en el aceite mientras que el resto de las substancias líquidas se evaporan y las sólidas se pueden filtrar o eliminar por decantado.

En esta técnica se extrae el CBD y los terpenos usando aceites vegetales de origen natural como solvente.

Es decir, dejando de lado el alcohol. Algunos productos efectivos son el aceite de oliva, el de semilla de cáñamo o el de coco, entre otras vegetales.

Estos son capaces de extraer los cannabinoides del resto de material vegetal, pues son compuestos lipófilos.

En pocas palabras, absorben muy bien la grasa. Es la técnica que usan los principiantes, ya que es muy suave y natural y no tiene los peligros anteriores.

Tampoco existe riesgo alguno de que quede ningún tipo de residuo que pueda resultar dañino. Además, los aceites vegetales, muy saludables, también añaden a la ecuación sus propios nutrientes. Es el caso, por ejemplo, de los ácidos grasos omega.

No obstante, a pesar de que la extracción de CBD con este método de aceite de grado alimenticio no es tan agresiva, también tarda mucho más tiempo en que el proceso quede completo. Como añadidura, el resultado final tampoco estará tan concentrado.

En las extracciones en las que se usan solventes líquidos, hemos visto que el alcohol se evapora y deja una sustancia, parecida al alquitrán, muy rica en terpenos y cannabinoides. En este caso, la extracción es más similar a las tinturas, considerándose la más natural.

Otra de sus desventajas es que las preparaciones realizadas por medio de este proceso duran menos en el tiempo, pues se degradan antes.

Además, se tienen que conservar y almacenar el aceite CBD de la forma correcta. Para ello, usaremos pequeños frascos de vidrio.

Ventajas de la extracción de CBD con aceite de grado alimenticio

Es un método casero, fácil y seguro.

Puedes fabricar aceite de grado alimentario rico en CBD con el que cocinar y aderezar platos.

Desventajas de la extracción de CBD con aceite de grado alimenticio

La concentración de CBD es baja y difícil de medir.

La mezcla de aceite de oliva y cannabinoides es muy inestable y difícil de preservar, se necesitan condiciones de luz y temperatura muy específicas por lo que es muy perecedera.

 

extraccion con CO2

Extracción con CO2 supercrítico

A medida que el CBD se ha ido popularizando, los métodos de extracción han evolucionado también. Uno de los métodos más avanzados para extraer los cannabinoides del cáñamo es la extracción por CO2 en estado supercrítico. Requiere muchísima inversión por lo que sólo es rentable si se trata de un negocio a gran escala, pero sin embargo es la única forma de aislar el CBD que garantiza eliminar el amargo sabor a clorofila y la más alta concentración del cannabinoide objetivo.

Además, conserva muchos de los fitonutrientes y terpenos del cánnabis que son interesantes para nuestro organismo. A diferencia de los solventes orgánicos, el CO2 está disponible en la atmósfera en grandes cantidades y no es inflamable sin embargo sometido a baja temperatura y presión alta (en su estado supercrítico) adquiere las mismas propiedades disolventes.

Este método de extracción a partir de CO2 puede aprovechar las moléculas que desees de la planta del cannabis usando el dióxido de carbono supercrítico.

A pesar de que el CO2 se suele comportar como un sólido o un gas, también se puede convertir en líquido.

Esto se consigue si se lleva a una temperatura y presión críticas y suficientes, por lo que hay que saber hacerlo de forma profesional.

Este es uno de los métodos más eficientes para extraer cannabinoides, terpenos y muchas otras cosas, compuestos y moléculas.

Gracias a las propiedades del gas, la sustancia puede circular de forma muy fácil a través de la materia vegetal.

Además, también disuelve los componentes debido a sus rasgos de líquido. Como puedes ver, es una de las técnicas más completas y seguras. No deja residuos.

Esta, sin duda, es la opción más compleja y también la más cara. Poder acceder a una técnica tan completa tiene que tener un precio. Sin embargo, es una buena inversión para aquellos productores a gran escala, aunque no se recomienda para un consumidor particular.

mejor metodo de extraccion

¿Cómo se extrae CBD con CO2 supercrítico?

La extracción de CBD por CO2 tiene lugar en plantas de extracción industriales en las que cuentan con la maquinaria profesional necesaria capaz de aguantar altas presiones. Se trata de un circuito cerrado que contiene el CO2 que luego es recuperado al final del proceso. De esta manera el CO2 nunca estará en contacto con elementos externos. El sistema de extracción cuenta con 3 componentes distintos:

  1. Un recipiente de extracción
  2. Un separador
  3. Un acumulador

En primer lugar, se llena el recipiente de extracción con la materia prima (cáñamo con alto contenido en CBD). A continuación, se carga el sistema con CO2 líquido.

Cuando se alcanza la temperatura y presión deseadas en el recipiente de extracción el sistema será capaz de separar los aceites esenciales de la materia prima. El CO2 ha de encontrarse en su estado supercrítico, es decir justo entre su estado líquido y gaseoso. Este estado permite al CO2 disolver la materia como líquido a la vez que puede efusionar sólidos como un gas. La mezcla de CO2 y cannabis fluye desde el recipiente de extracción hasta el separador donde la presión es menor y es el cambio en ésta lo que hace que el aceite de cannabis se separe del CO2 que es menos denso y recirculará por el sistema cerrado. El aceite de cannabis puro sale del circuito y se prepara para los siguientes procesos.

Podemos concluir que el mejor método de extracción de aceite de CBD hoy en día es sin duda con CO2 supercrítico tanto para los productores como para el consumidor final. Una vez superadas las barreras de entrada a la industria (la inversión en equipos) los costes variables no son elevados y los fijos se van diluyendo. La producción de aceite de CBD por CO2 supercrítico consigue los mejores rendimientos y es un proceso profesionalmente supervisado y controlado por lo que se conocen exactamente todos los componentes del producto final. Por el lado del consumidor podrá comprar un aceite puro, de altísima concentración, fácil de preservar, alimentariamente seguro, que conserva terpenos y otros fitonutrientes y totalmente libre de clorofilas (no es amargo).

Para valorar cuál es el mejor método de extracción de CBD te debes fijar en muchos factores. También dependerá de los procesos y utensilios a los que tienes acceso si deseas hacerlo por tu cuenta en casa.

No obstante, la extracción con CO2 es la mejor para hacerlo a gran escala y distribuirlo a los consumidores.

La razón principal es que es capaz de producir productos con CBD asegurando la mejor calidad, pues no deja ningún tipo de residuo dañino.

Además, este método es capaz de crear un aceite de espectro completo seguro, limpio y rico en el compuesto CBD, así como en los terpenos que otorgan el resto de beneficios que esperamos encontrar en los productos de este tipo.

cannabis y metodos de extraccion

Método de extracción de CBD usado en Higea CBD

En Higea CBD extraemos el cannabidiol de manera industrial y especializada con el método por CO2 supercrítco. Todos nuestros aceites se someten a los altos estándares de calidad que exige la producción especializada de aceites de CBD, es por eso por lo que mantienen todos los terpenos y fitocannabinoides que trabajan junto al CBD y nutren nuestro organismo. Además, los aceites CBD full spectrum de Higea proceden de cannabis 100% orgánico.

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete y recibe un 10% de descuento en tu compra. 

Suscríbete y recibe un
10%DE DESCUENTO

Suscríbete y recibe un

10%DE DESCUENTO

Sólo por suscribirte a la lista de correo, recibirás inmediatamente un código descuento de un 10% para tu próxima compra

¡Te ha suscrito correctamente! Utiliza tu código HIGEA10 para recibir el descuento

1
Tu compra
Abrir chat